Quién puede acceder a un crédito FOVISSSTE

El FOVISSSTE podría considerarse el equivalente al Infonavit, pero dedicado solamente a  quienes trabajan en dependencias de Estado , es decir, las Administraciones Públicas. Éstas se pueden dividir de la siguiente manera:

  • Personal de la Oficina de la Presidencia de la República.
  • Personal de las diferentes Secretarías del Estado.
  • Personal de la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal.
  • Personal de los diferentes Órganos Reguladores Coordinados.
  • Personal de los Órganos Descentralizados.
  • Personal de las Empresas de Participación Estatal.
  • Personal de las Instituciones Nacionales de Crédito.
  • Personal de las Organizaciones Auxiliares Nacionales de Crédito.
  • Personal de las Instituciones Nacionales de Seguros, Fianza y Fideicomisos.
  • Personal de la Secretaría de Educación Pública.

Si tienes dudas, su significado es Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, y tiene presencia oficial en todo el país, con dependencias en cada estado.

En caso de que trabajes en alguna de las anteriores, podrás aspirar a un crédito hipotecario FOVISSSTE. Es tu derecho legal, y puede servirte para conseguir la casa que siempre has deseado.

Cómo funciona el FOVISSSTE

La forma en la que el FOVISSSTE funciona es por medio de afiliación de sus trabajadores, tal y como lo hace el Infonavit o el IMSS. Este programa de ayuda promueve la mejora de la vida diaria de sus derechohabientes, facilitándoles créditos que les permita acceder a casas propias, o mejorar las que ya tienen. Todo esto sin que se comprometa su estabilidad económica, ni personal ni familiar.

Este financiamiento lo logra gracias a las aportaciones que los propios derechohabientes hacen al FOVISSSTE, que al estar en modalidad de ahorro pueden ser administradas para que obtengan dividendos y a la vez ayuden para otorgar créditos a quienes los necesiten.

El FOVISSSTE también sirve de conexión con las instituciones financieras externas, como bancos, que sirven de apoyo para los solicitantes del crédito. El trámite se realiza a través del FOVISSSTE, pero el solicitante puede elegir una entidad financiera que brinde asesoría y oriente al derechohabiente en todo el proceso, incluyendo la elección de la casa a comprar, el trámite de las escrituras, la integración del expediente crediticio y la gestión del pago al vendedor, entre otras más.

Estos créditos no estaban a disposición de cualquiera que los solicite, ya que, aunque cualquiera podía acceder a ellos, el proceso inicial era por medio de un sorteo. Cualquier derechohabiente que tuviera por lo menos 18 meses de aportar al FOVISSSTE podía ser elegido como sujeto de crédito.

Todos los que eran sujetos de crédito entraban en un sorteo, de éste salían ganadores, y eran solo ellos quienes en verdad podían continuar con el proceso. Quienes decidían solicitar el crédito hipotecario podían hacerlo, pero no es obligatorio.

Ahora no es así, puesto que se ha eliminado el paso inicial, el del sorteo, y cualquiera puede acceder a la solicitud del crédito, pero en el proceso se decidirá si se les otorga o no.

En base al monto del crédito otorgado, el solicitante podrá elegir una casa que esté dentro del presupuesto.

 

Referencia económica

La forma en la que se cotizaban y obtienen los créditos hipotecarios de FOVISSSTE era en base al Salario Mínimo Vigente en la Ciudad de México.

Esto cambió para 2017, cuando se estableció, tanto para el FOVISSSTE como para otros organismos similares como el Infonavit, un sistema de medición salarial llamado UMA, es decir, Unidad de Medida y Actualización. Ésta se modifica a medida de lo necesario, con cada cambio en el Salario Mínimo, y demás aspectos similares.

 

Aportes al FOVISSSTE

Ahorrar en el FOVISSSTE es posible por medio de aportaciones descontadas directamente del sueldo mensual. Dicha aportación se acumula en una cuenta del Sistema de Ahorro para el Retiro, también conocida como el SAR. Este sistema es prácticamente igual al que se usa en el Infonavit.

El dinero ahorrado en el SAR se divide en 3 diferentes subcuentas:

  •  Subcuenta 1 >  En esta se gestionan los créditos hipotecarios, del cual hablamos en este artículo.
  •  Subcuenta 2 >  Esta corresponde al dinero que se le libera al derechohabiente cuando deja de trabajar por alcanzar la edad estipulada para su jubilación.
  •  Subcuenta 3 >  Ahorro solidario. Esta subcuenta está dedicada a las aportaciones que hacen voluntariamente, pensadas en el retiro, en una emergencia médica, o con fines a largo plazo.

Cabe aclarar que en el SAR no solo se hacen aportaciones por parte del derechohabiente, sino también por el Gobierno Federal y la empresa donde se trabaja, que están obligados por ley a aportar la cantidad relativa al Seguro Social.

Las aportaciones al SAR del derechohabiente se despliegan de la siguiente forma:

  • Los derechohabientes aportan a su cuenta un 6.125% de su sueldo base descontado directo a nómina.
  • Las instituciones públicas aportan a la cuenta SAR del derechohabiente un 5.175% a la subcuenta del retiro, y 5% más a la subcuenta de vivienda.
  • El Gobierno Federal aporta a la cuenta SAR del derechohabiente un 5.5% como parte de una cuota social
Se requiere estar registrado en el AFORE para poder gestionar la cuenta personal SAR, en específico en la subcuenta del retiro.

Cómo me registro en una AFORE

Realizar el registro en una AFORE es algo que cualquier trabajador debe hacer, ya que los beneficios son enormes y el trámite es muy sencillo. Los pasos para registrarse en el AFORE son los siguientes:

  • Elegir una institución financiera. Lo recomendable es hacerlo en base al rendimiento que ofrece, y las comisiones que se tienen que cubrir, además de los servicios que dan, como asistencia y orientación financiera.
  • Una vez elegida la institución financiera, se debe acudir a una de sus sucursales para realizar el trámite. Ayuda mucho hacer un registro previo, el cual es posible vía el sitio www.e-sat.com.mx. Para hacer el trámite se requieren los siguientes datos y documentos:
    • Comprobante de identidad oficial. Original.
    • CURP.
    • AFORE a la que se planea ingresar.
    • Número telefónico de contacto. Preferencialmente móvil y personal.
    • Comprobante de domicilio. Original.
    • Correo electrónico personal.
    • Fotografía frontal tamaño infantil.

 

La confirmación de que el trámite se ha realizado correctamente será enviada directamente a la dirección de correo electrónico que se registró. En un mensaje diferente, se enviará la contraseña necesaria para procesar la Constancia de Registro, que debe ser impresa. Esto dará por terminado el proceso.

Si no recuerdas si tienes o no un AFORE, puedes revisarlo en el sitio en línea del Sistema de Ahorro para el Retiro, puesto que con solo colocar tus datos personales dirá si tienes o no un registro previo allí.

Puedes ver un resumen en este vídeo.

Guía para ejercer tu Crédito Tradicional FOVISSSTE

 

 

[Total: 0    Average: 0/5]